De acuerdo con un estudio de factibilidad contratado por Planeación Municipal para implementar una central de abastecimiento de productos agropecuarios y agroindustriales en Cali, con enfoque de ciudad-región, no es necesario construir una nueva central de abastecimiento para la ciudad.

Lo que concluye el estudio realizado por el Instituto de Prospectiva de la Universidad del Valle es que el sistema de abastecimiento de alimentos puede ser fortalecido a través de la recuperación y el reordenamiento de las plazas de mercado minoristas que existen en la actualidad, pero complementado con una solución semimayorista ubicada dentro de la ciudad.

Esa central semimayorista podría estar ubicada en Santa Elena, esta plaza patrimonial cuenta con 200 asociados, dispone de 189 bodegas en el área externa, comercializa al mes 16.700 toneladas y lo que más vende son frutas.

Una ventaja es que cuenta con servicios de almacenamiento refrigerado, pero no realiza tratamiento de residuos.

Una intervención en la plaza de mercado de Santa Elena, según el estudio, ‘facilitaría el reordenamiento de las dinámicas espontáneas y desbordadas que se han venido dando en dicha plaza desde lo físico, económico y social’.

Esta intervención podría articularse con otros proyectos de ciudad, como son el Corredor Verde y el Tren de Cercanías. Pero deberá ir acompañada de un plan integral de renovación urbana con un fuerte componente de inclusión social.

Otro sitio para esa semicentral sería Alfonso López que, al igual que Santa Elena, tiene una clara vocación de abastecimiento de agroalimentos ya definida.

Pero el reordenamiento de las plazas y la puesta en marcha de una central semimayorista deberán conectarse, a nivel logístico, con Cavasa, la central mayorista de abastecimiento del suroccidente colombiano ubicada en Candelaria.

Para el Instituto de Prospectiva de Univalle, la operación de Cavasa es ordenada y susceptible de ser replicada.

Cavasa cuenta con accionistas púbicos y privados, más dos asociaciones de comerciantes al interior de la central. Dispone de nueve bodegas en un área de 27.500 metros cuadrados, comercializa 28.900 toneladas de alimentos al mes y lo que más vende es papa.

Tiene tratamiento de residuos, pero no cuenta con servicios de almacenamiento refrigerado.

Este estudio se enmarca en el sistema de abastecimiento y seguridad alimentaria de la ciudad-región que aprovecha la vecindad, la vocación productiva endógena, tendencias de consumo y oportunidades geoespaciales de Cali, Candelaria, Jamundí, Palmira y Yumbo.

En la ciudad-región se consumen 764.587 toneladas de alimentos por año, para el 2019 se proyecta un consumo de 781.550 toneladas y 781.550 para el 2020 .

El Plan de Desarrollo ‘Cali progresa contigo 2016-2019’ se fijó como meta la elaboración de cuatro estudios de factibilidad de proyectos de interés común de ciudad-región que sirven de insumo para la consolidación de los procesos de planificación enmarcados dentro de los propósitos de desarrollo y fortalecimiento de la Región de Planeación y Gestión (RPG) del G11 al que pertenece Cali, Buenaventura, Candelaria, Dagua, Florida, La Cumbre, Jamundí, Pradera, Palmira, Vijes y Yumbo.

El sistema de abastecimiento y la seguridad alimentaria de la ciudad-región, los encadenamientos productivos agrícolas y el desarrollo rural son uno de las prioridades para la RPG del G11.

Fuente
Diario EL TIEMPO
https://m.eltiempo.com/colombia/cali/cali-no-requiere-de-una-nueva-central-de-abasto-293554